Diosa Hestia

La Diosa Hestia es la primera hija de los TitanesCrono y Rea y hermana mayor de Zeus. De carácter pacífico y amable, odia las continuas peleas familiares. Diosa de los hogares, de la arquitectura y de la cocina, y venerada en las casas y templos griegos, donde siempre está  encendido el fuego para rendirle tributo.

Su área de acción es el Olimpo, ya que poco sale de allí, donde tiene su sencillo trono de madera lisa con un simple cojín de lana virgen.

No tiene un símbolo que la defina porque ella nunca se preocupó de buscarlo, simplemente se encarga de cuidar la chimenea de carbón que hay en la sala de consejos del Olimpo. Se la representa con una larga túnica y la cabeza cubierta con un velo, sosteniendo en la mano una antorcha o una lámpara con fuego.

Se sacrifican terneras en su honor ya que es la primera a la que se le hacen las ofrendas en los banquetes.

  • Padre:  Crono
  • Madre:  Rea
  • Homónimo romano:  Vesta
  • Otros homónimos:  Hestía, Tabiti (mitología escita)

Leyenda de la Diosa Hestia

Hestia fue la primera en ser devorada por su padre Crono y la última en ser vomitada, cuando Zeus le ofrece la bebida envenenada para ese fin.

Es de las diosas más veneradas en Grecia, porque se la rinde culto en todas las casas y en todos los templos. Nunca toma partido en las disputas del resto de los dioses. Es conciliadora y paciente.

Sus hermanos son los dioses más importantes del Olimpo: Poseidón, Hades, Deméter, Hera y Zeus.

Es cortejada por Poseidón y Apolo, pero ella le pide a su hermano Zeus, que quiere permanecer como doncella para siempre y así evitar una disputa entre dioses. Zeus accede y como recompensa le concede la primera víctima de todos los sacrificios públicos y un lugar prioritario en todas las casas.

Homero no hace alusión a la Diosa Hestia en sus obras La Ilíada y La Odisea. Sin embargo si la nombran los poetas Hesíodo, Ovidio y Apolodoro.

Templos

Sus templos están situados en el centro de las ciudades al aire libre, en el ágora (plaza en el centro de las ciudades griegas) y se les llama pritaneos. Son lugares de especial culto y asilo, y se les considera templos de todos los dioses presididos por la Diosa Hestia.

Existen templos para ella en Atenas, Oropos, Olimpia, Esparta, Larisa, Hermíone y Ténedos.

También el Oráculo de Delfos era de Hestia antes de pertenecer como lugar de culto a Apolo.

Mitos

  • Ovidio en una de sus obras cuenta como Hestia en una fiesta de los dioses, es increpada por Priapo (dios menor rústico) que la quiere violar mientras ella duerme. Pero gracias al rebuzno del asno de Sileno (dios menor de la embriaguez), se despierta y puede huir. Es por esto que este animal es su favorito y en las fiestas los griegos lo engalanen con guirnaldas.
  • Se dice de Hestia que ella inventó el arte de construir y que de ella dependían la felicidad y la armonía conyugal y familiar.
  • Cuando un ciudadano abandonaba una ciudad (polis), en busca de progreso en otras tierras, se dice que llevaba una antorcha encendida con el fuego de un altar de Hestia, para prender en el altar de la nueva polis.